La supervivencia en tiempos convulsos

En estos tiempos es frecuente ver como muchas empresas talan sistemática e indiscriminadamente sus presupuestos de marketing, de formación y de investigación. “Hay que sobrevivir”, dicen. Eso está claro. Pero sinceramente no veo cómo amputarte las piernas pueda ayudar a mantenerte bailando. Mutilar los recursos que generan y transmiten valor y competitividad no es una estrategia de supervivencia, es un suicidio.
Habrá otras formas de conseguir liquidez, seguro. Tu trabajo es pensarlas. Y nadie dice que sea fácil. Pero no dejes sin munición a tus tropas sólo porque el enemigo avanza y la batalla recrudece. A no ser que quieras rendirte, pero entonces hazlo y evita la masacre.
Mientras tanto, te propongo otra alternativa: dale un toque a tu equipo de marketing. Que espabilen. Que no se apoltronen. Que se olviden de todo lo que estaban haciendo hasta ahora. Desafíalos a que investiguen y te aporten nuevas ideas y alternativas. Cualquier cosa que sea mejor que quedarse parado.
Eso si, apóyales: dales recursos y motivación suficiente. Y comprométete a tomarte en serio hasta las propuestas más audaces y atrevidas.
Nada de lo que hagas puede ser peor que no hacer nada.

En estos tiempos es frecuente ver como muchas empresas talan sistemática e indiscriminadamente sus presupuestos de marketing, formación e investigación.

Hay que sobrevivir“, dicen. Eso está claro.

Pero sinceramente no veo cómo amputarte las piernas pueda ayudarte a seguir bailando.

Mutilar los recursos que generan y transmiten valor y competitividad no es una estrategia de supervivencia, es un suicidio.

Habrá otras formas de conseguir liquidez, seguro. Tu trabajo es pensarlas.

Y nadie dice que sea fácil. Pero no dejes sin munición a tus tropas sólo porque el enemigo avanza y la batalla recrudece. A no ser que quieras rendirte, pero entonces hazlo y evita la masacre.

Mientras tanto, te propongo otra alternativa: dale un toque a tu equipo de marketing. Que espabilen. Que no se apoltronen. Que se olviden de todo lo que creen conocer hasta ahora. Desafíalos a que investiguen y te aporten nuevas ideas y alternativas. Cualquier cosa que sea mejor que quedarse parado.

Eso si, apóyales: dales recursos y motivación suficiente. Y comprométete a tomarte en serio hasta las propuestas más audaces y atrevidas.

Nada de lo que hagas puede ser peor que no hacer nada.

  • Delicious
  • Facebook
  • Digg
  • Reddit
  • StumbleUpon
  • Twitter

Deja un comentario

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>